Prohibido suicidarse

Prohibido suicidarse

Editorial

Pilar Rivera Ramos/Directora

“Prohibido suicidarse en primavera” es el nombre de una obra literaria que vino rápidamente a nuestra mente luego de escuchar las quejas de un cuartelero de hotel, en el distrito de Miraflores,  tras encontrar a un cliente con el cuello ensangrentado por haber intentado cortarse la yugular con un vidrio.

Este cuartelero propuso a la administración de este hotel que en la sala de recepción deba  figurar un letrero que a la letra indique: “prohibido suicidarse”, en el afán de impedir que sucesos como esos se vuelvan a repetir.

Lamentablemente los hoteles se han convertido en el lugar ideal para que personas con dificultades de vida y deseos de muerte pidan una habitación para no salir de ella con vida y de esto saben bien los efectivos policiales y personal de criminalística de la PNP, que continuamente deben acudir a estos locales a recoger cadáveres y realizar sus labores de investigación.

Pero más penoso es, todavía, que las autoridades no regulen ni controlen los hospedajes en Arequipa, los cuales han aumentado notoriamente desde que se demostró que son buena fuente de ingresos económicos, por la facilidad con que se reciben a los clientes.

En estos lugares no solo se cobijan las personas, también se mata, se viola, por ello la idea del cuartelero del hotel de Miraflores no deja de tener razón.

Comentarios

comentarios

Advertisements