¡Salud! ¿me han dicho, o…?

¡Salud! ¿me han dicho, o…?

COLUUMNA

Lic. Sergio Medina Carpio

¿Quién, en reunión de amigos o familiares, no  ha repetido esta expresión tan manida y popular enquistada en todos los niveles socioeconómicos y que se reestrena de generación en generación?  “¡salud ! me han dicho, o….!” .  En citas festivas, el licor, llámese vino, cerveza, pisco, etcétera, es la atracción  principal, para que la diversión  se desencadene, a veces, sobrepasando los linderos de la mesura. Es una costumbre  que yace arraigada en todas las sociedades del mundo.

Esta aseveración,  me permite colegir que  millones  de personas de ambos sexos, en el país consumen  bebidas alcohólicas.  Ahora,  preguntémonos, ¿ cuál es la bebida de mayor consumo?. Sin  necesidad de encuestas o cualquier otra técnica de recolección de datos,  permítanme el atrevimiento de  indicar que la cerveza lidera los porcentajes más altos de consumo.  Si me equivoco, asumo el compromiso de rectificarme en esta misma columna si es que alguna empresa encuestadora seria e  imparcial, me demuestra lo contrario.

Opino que las grandes  y poderosas  fábricas  internacionales de cerveza  que operan en nuestro país,  tienen  significativas utilidades y, es poco probable, que  vean afectados sus ingentes ingresos por una  “supuesta”  disminución en el consumo. Estas fábricas de capitales extranjeros  que  cambian de razón social  o denominación, que   negocian entre ellas las acciones,  según  las preferencias  y los vaivenes de consumo, han tomado la  envalentonada decisión de ejecutar despidos masivos de cientos de trabajadores (as ) que han laborado por muchos años.

Recientemente los medios de comunicación social, ( prensa, radio y televisión ), de Arequipa,  haciendo  el deslinde correspondiente entre lo que  es el aspecto comercial publicitario y  el ángulo periodístico, han tomado parte activa  en la defensa de jóvenes, señoras, señoritas, madres solteras que laboran en las  áreas de venta y que cumplen un rol laboral trascendente en el incremento de  ingresos, en beneficio de la empresa Backus.  Evidentemente, tras la comunicación que les hicieron a los  ( as) trabajadores, sobre su despido, los incentivos, indemnizaciones, bonos u otros  “atractivos”, no han satisfecho sus  demandas; porque nada  podría ser mejor que conservar el empleo.

Sostengo que  las inversiones privadas nacionales y extranjeras, especialmente las de naturaleza extractiva, que sí tienen bajas, cuando el precio de los metales se cae en los mercados internacionales, son muy importantes para el desarrollo y crecimiento económico. No podemos decir lo mismo de las industrias cerveceras. ¿Qué es lo que ocurre?  ¿Las decisiones de la patronal,  acaso se amparan en las políticas  del gobierno actual que, como hemos escrito en anteriores artículos, de manera subrepticia, viene aplicando medidas de protección a  las industrias privadas, mediante el sistema de flexibilización laboral? ¿Lo hace, pese a  al compromiso  de  su tan cacareada formalización laboral, anunciada en campaña electoral?

Muchos jóvenes, señoritas y madres de familia que hoy derraman lágrimas, por haber sido despedidas,  posiblemente votaron  por PPK. No olvidemos que ganó en Arequipa.  Aún sin concretar sus objetivos principales, como la seguridad ciudadana, el fortalecimiento económico, amén de otras promesas; tampoco pueda con la efervescencia de los gremios sindicales de los sectores educación y salud y, lo peor, pretenda  respaldar a industrias cerveceras  a las que  les importa un rábano, echar a la calle a cientos de trabajadores (as). Frente a esta desilusión,  Lamento no poder  decir ¡Salud! ¡Una caja a mi cuenta¡ Los despedidos (as )tampoco lo harán.

Comentarios

comentarios

Advertisements