Los 5 platos que más identifican al Perú

Los 5 platos que más identifican al Perú

NUTRITIVOS Y ENERGÉTICOS

El cebiche, la pachamanca, el lomo saltado, el arroz con pato y el pollo a la brasa son esos platos bandera que mejor nos representan.

Nuestra gastronomía es una de las cosas que más nos enorgullece. De toda una variedad de platos bandera, el cebiche, la pachamanca, el lomo saltado, el arroz con pato y el pollo a la brasa, son los que mejor representan la comida peruana, según una encuesta a nivel nacional realizado por Fiestas Patrias.

“Todos ellos son platillos nutritivos y dependiendo de la cantidad que se sirve -indistintamente del valor nutricional- va a hacer que sean más o menos saludables en términos de ganancia de peso”, comenta la nutricionista Sara Abu Sabbah.

El Perú goza de una variedad de recursos que nos dan la ventaja de ofrecer a los comensales, nacionales y extranjeros, alternativas que reúnen en un mismo plato: valor nutricional, sabor e identidad nacional.

EL CEBICHE

Solo aporta de 300 a 350 calorías, menos de la cuarta parte de las que se requiere en el día (2000). “Podemos aprovechar mucho la proteína del pescado y sus ácidos grasos, al igual que el camote y el choclo, que están sancochados”, explica la nutricionista de Solidaridad Salud Milagros Solá.

Los ingredientes y complementos del cebiche, lo hacen una opción saludable. “Contiene una de las carnes con menor cantidad de grasa y colesterol. Además, tiene los tres componentes que necesita un plato: su parte de energía en el camote, el choclo, la papa o la canchita tostada; protectores como la cebolla y la lechuga; y las proteínas del pescado, que tiene muy buena cantidad de aceites omega, adecuados para protegernos de enfermedades cardiovasculares”, destaca Saby Mauricio, decana del Colegio de Nutricionistas del Perú (CNP).

LA PACHAMANCA (OLLA DE TIERRA EN QUECHUA)

Este plato contiene un gran valor nutricional porque en su elaboración se emplean productos agrícolas andinos, como la papa, las habas, el camote y la yuca. Además, incluye variedad de carnes como res, cabrito, pollo, cerdo, entre otros.

La pachamanca tradicional de tres sabores ofrece antioxidantes (previenen el envejecimiento celular) presentes en las hierbas aromáticas (huacatay, culantro, chincho, entre otras), en las semillas y en los ajíes, según el Instituto Nacional de Salud (INS).

Este plato también destaca por su forma de cocción (bajo tierra). “Facilita la pérdida del contenido de grasa, y la guarnición (menestras, choclo, papa o camote) conserva sus nutrientes, porque suele cocerse manteniendo la cáscara. Es altamente saludable porque no hay incorporación de grasa adicional”, dice Abu Sabbah.

EL LOMO SALTADO

Es un platillo altamente recomendado. “Este es un plato nutritivo, con un buen aporte de calorías necesarias, y se puede comer sin remordimientos si se logra que el resto de nuestra alimentación sea saludable”, explica la nutricionista y dietista.

Si bien contiene fritura, eso no descalifica un buen lomo saltado. La especialista da algunas recomendaciones: basta con media papa para la porción de fritura y evitar que se tornen de color marrón. También basta con una taza de arroz cocido.

La carne de res contiene hierro y proteínas. “No sacrifiquemos un rico plato de lomo saltado, si antes podemos controlar nuestro consumo de bebidas azucaradas, alcohol y snacks”, aconseja Abu Sabbah.

EL ARROZ CON PATO

“Mientras que el pollo es más bajo en grasa, el pato es más rico en hierro y ambos tienen cantidad similar colesterol”, dice la experta en nutrición.

La especialista recomienda una taza de arroz cocido por porción, una pieza de carne y ensalada para una porción regular. “Uno debe aprender a servirse en el plato, lo que uno sirve debe entrar dentro del círculo interior del plato, no extenderse hacia los lados ni hacia arriba”.

EL POLLO A LA BRASA

Comer la parte que no almacena mucha grasa, es decir, la pechuga. De preferencia acompañarlo con papa sancochada y no frita. Además, evitar las cremas y aliños.

“Dependiendo de cómo lo acompañes, de cuánta crema le pongas, de qué bebida utilizas para hidratarte acompañando el pollo, todos esos son factores que van a condicionar qué tan mejor o peor calidad nutricional tenga el plato en su conjunto. El pollo a la brasa es un alimento nutritivo y conveniente, para consumirlo no más de dos veces al mes”, explica Sara Abu Sabbah.

Y es mejor una chicha morada que una gaseosa o el rocoto molido, en lugar de una crema picante que contenga mayonesa.

LOS PICARONES PERUANOS COMO POSTRE

De los postres típicos del Perú, los picarones están en el ranking de los más pedidos. Pero, si por motivos de salud a menudo le dices que no a este dulce nacional, aquí te brindamos una versión apta para diabéticos.

La nutricionista y dietista Sara Abu Sabbah explica que una porción de picarones (3 unidades de 120 gramos cada una) aporta 336 calorías, que, si bien no es una cantidad exagerada, sí amerita cuidado de parte de los diabéticos, pues ellos deben controlar sus niveles de azúcar en sangre.

La experta nos brinda esta alternativa: mejorar la miel con la que se le va a acompañar a una unidad de picarón, que es la ración recomendada para personas diagnosticadas con diabetes.

Es así que en la preparación del almíbar, podríamos emplear agua de chía(consistencia espesa), hervirla con las hojas de higo y endulzar con stevia.

“Podría tener similitud a la miel de chancaca, que puede agregarse a unidad de picarón. Podría ser la alternativa para las personas que tienen la tentación tan grande de comerse un picarón, que por términos de salud a veces lo tienen restringido”, señala.

Abu Sabbah nos recuerda que los picarones están elaborados con camote y zapallo, dos alimentos que tienen una cantidad muy importante de vitamina A y, por ende, antioxidantes.

DATO

El cebiche solo aporta de 300 a 350 calorías, menos de la cuarta parte de las que se requiere en el día (2000).

La forma de cocción de la pachamanca facilita la pérdida del contenido de grasa, y la guarnición (menestras, choclo, papa o camote) conserva sus nutrientes.

El lomo saltado se puede comer sin remordimientos si se logra que el resto de nuestra alimentación sea saludable.

La forma en que se acompañe el pollo a la brasa va a condicionar qué tan mejor o peor calidad nutricional tenga el plato en su conjunto.

 

Comentarios

comentarios

Advertisements