Juan Luis Cipriani: “Hay que sacudir la lacra de la corrupción”

Juan Luis Cipriani: “Hay que  sacudir la lacra de la corrupción”

Durante su homilía, el cardenal Cipriani alertó que “debemos rechazar las tentaciones que invaden nuestras vidas”.

(Agencia)

El arzobispo de Lima, cardenal Juan Luis Cipriani, presidió la mañana de ayer la misa solemne y Te Deum por Fiestas Patrias, ceremonia con la que se dio inicio a las celebraciones por 196 aniversario de la Independencia del Perú.

En su homilía, el religioso advirtió que “debemos rechazar las tentaciones que invaden nuestras vidas”, entre las que mencionó “la ladra de la corrupción”, mensaje que llega en medio de una crisis política tras conocerse los millonarios sobornos de la empresa brasileña Odebrecht a funcionarios y políticos de Latinoamérica.

“Que el corazón no se deje invadir por esas sombras que siempre andan merodeando a todos. Con energía, tenemos que levantar la voz y rechazar la lacra de la corrupción, que de manera terca, en todos los niveles de la sociedad, de una manera porfiada, contante, hacen difícil el trabajo, el crecimiento, la paz de nuestra patria”.

En ese sentido, el cardenal consideró que la justicia se tiene que aplicar “sin titubeos”, basada en “la verdad” y “la honradez”. Sin embargo, en este punto advirtió que esta justicia debe ser administrada por las instancias correspondientes.

“No queremos una justicia mediática que adelanta sentencias a su antojo, y el uso abusivo y tantas veces grosero de las redes que envenenan y desprecian las honras de las personas. (…) Como personas, merecemos el respeto a nuestras honras de personas, de familia. Seamos claros. No es verdad que todos están corrompidos y que nada tiene arreglo”.

Pide reconciliación. El arzobispo de Lima hizo también un llamado a las autoridades y a la sociedad peruana a buscar la reconciliación, desterrando rivalidades y celos, y pensando en el futuro del Perú.

Cipriani pidió no retrasar más ese llamado a la reconciliación que requiere de grandeza y fortaleza de las personas, así como de tener un corazón magnánimo en donde haya un espacio para el perdón.

“Hoy celebramos ese tesoro que se llama Perú y que reclama un mayor amor de todos, dejando de lado pequeñeces, rivalidades, celos. Hagamos una reconciliación de verdad pensando en nuestra patria y en el futuro”, manifestó.

Comentarios

comentarios

Advertisements