Los problemas de lectura no alteran la inteligencia

Los problemas de lectura no alteran la inteligencia

LA DISLEXIA

Las personas disléxicas confunden una letra por otra, cambian sílabas o sustituyen palabras. Se suele detectar entre los 5 a 6 años de edad.

Un bajo rendimiento escolar del niño, sumado a que podría estar confundiendo una letra por otra, cambiando sílabas o sustituyendo palabras, son solo algunos de los signos que nos pueden alertar sobre un caso de dislexia.

Se trata de un defecto, de origen neurológico, que compromete las habilidades de aprendizaje del niño, relacionadas a la lectura, la ortografía y la escritura.

“Hay casos en los que se distorsiona totalmente la palabra, entonces ya no vas a entender el contexto de la oración que estás construyendo. Incluso algunos pueden tener problemas para cálculos matemáticos tan simple como las sumas y restas”, explica Nilton Custodio Capuñay, director médico del Instituto Peruano de Neurociencias (IPN).

DIAGNÓSTICO

Se debe proceder con una evaluación neuropsicológica, que es la única forma de determinar si el paciente es o no disléxico. Consiste en una entrevista con el neuropsicólogo (especialista en funciones cognitivas), para confirmar cómo están las habilidades aritméticas y de lectura, o si ambas áreas están comprometidas.

“Lo primero es descartar retraso mental o coeficiente intelectual fronterizo. Hay que confirmar que es un niño con coeficiente intelectual dentro del promedio. El diagnóstico es netamente clínico a través de entrevistas o pruebas psicológicas”, señala custodio Capuñay.

TRATAMIENTO

Una vez que se sabe con certeza que estamos frente a un diagnóstico de dislexia, hay que establecer si existe una comorbilidad, es decir, si el paciente además tiene un Trastorno por Déficit de Atención (TDA) o hiperactividad, en cuyos casos puede haber un tratamiento farmacológico.

Si en cambio, hay dislexia y un retraso en el desarrollo del lenguaje, ambos se abordan con estrategias cognitivo – conductuales, que van a cargo de psicólogos, terapeutas e incluye el apoyo de los mismos profesores de colegio.

“El neurólogo dirige el tratamiento, el terapista de lenguaje y el terapista ocupacional forman parte del tratamiento multidisciplinario. Generalmente son casos leves a moderados que se detectan entre los 5 a 6 años de edad (cuando se está aprendiendo a escribir) y se da de alta a los 9 o 10 años. Bien identificado, bien tratado, un diagnóstico de dislexia no es un problema, se puede hacer una vida funcional, es decir, la persona es capaz de leer, escribir, y desarrollarse en su vida con ese defecto”, indica el especialista.

A manera de compensación, hay gente muy talentosa que sufre de dislexia, muchos de ellos destacan en actividades artísticas, como la literatura (Richard Ford – premiado escritor estadounidense) o la música (Pau Donés – músico español, vocalista de Jarabe de Palo). Steve Jobs, genio de la informática y la electrónica, también tuvo este trastorno del aprendizaje.  En general, las personas con dislexia pueden brillar en todo, porque esta condición no perjudica en su nivel intelectual.

DATO

Una evaluación neuropsicológica es la única forma de determinar un diagnóstico de dislexia.

Los disléxicos confunden una letra por otra.

Comentarios

comentarios

Advertisements