Frenar casos obesidad y sobrepeso en el Perú

Frenar casos obesidad  y sobrepeso en el Perú

ETIQUETAS ALERTARÁN ALTOS NIVEL DE AZÚCAR, SODIO Y GRASA

El Observatorio de Nutrición y Estudio del Sobrepeso y Obesidad, activo desde el 2016, medirá el impacto de los nuevos parámetros que dispone la Ley de Alimentación Saludable.

La situación nutricional del país preocupa. Los malos hábitos alimenticios y la falta de actividad física, han elevado los casos de sobrepeso y obesidad, dos problemas de salud pública y de alcance mundial.

A nivel nacional, el 35,5% de personas de 15 años de edad a más padece de sobrepeso, y el 17,8% tiene obesidad, según la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar (ENDES) 2015. Ambos indicadores van en aumento entre la población infantil. “En niños menores de 5 años ya hay hasta 20 % de obesidad, eso no lo habíamos visto nunca”, advierte Saby Mauricio, decana nacional del Colegio de Nutricionistas del Perú (CNP).

El Observatorio de Nutrición y Estudio del Sobrepeso y Obesidad, activo desde el 2016 y a cargo del Instituto Nacional de Salud (INS), analizará estos indicadores y tendrá entre sus funciones medir el impacto de los nuevos parámetros que dispone el Reglamento de la Ley de Promoción de Alimentación Saludable en Niños, Niñas y Adolescentes.

Nelly Zavaleta, representante del observatorio, destaca que cuenten con una plataforma virtual para informar a la población en general.  “Cualquier ciudadano puede acceder a través de la página web. Brindamos información sobre el estado nutricional, sobre el ambiente obesogénico, la dieta, estudios realizados en otros países e intervenciones que se han dado”.

Con la Ley N° 30021 Ley de Promoción de la Alimentación Saludable entrarán en vigencia las alertas sobre los niveles altos en azúcar, sodio y grasas en el etiquetado de los alimentos industrializados; pero todavía falta una política nutricional efectiva a nivel del Estado.

La lucha contra el sobrepeso y la obesidad, sin embargo, involucra a todos, y puede lograrse con la promoción de hábitos saludables. Jorge Hancco, especialista en medicina preventiva del Ministerio de Salud, lo explica: “Haciendo 30 minutos de actividad física al día, alimentándonos de una manera más saludable, consumiendo al menos 2 a 3 frutas al día, la mitad del plato de verduras dentro de nuestro almuerzo, va a generar un cambio muy importante en el riesgo de que nosotros tengamos sobrepeso y obesidad”. Un país con mejor calidad de vida para su población necesita más que una legislación que promueva una alimentación saludable, debe haber una decisión personal y una intervención del gobierno que incluya acciones en salud, educación, transporte y comercio.

ETIQUETAS Y PUBLICIDAD ALERTARÁN SOBRE NIVELES ALTOS DE AZÚCAR, SODIO Y GRASAS

Con la publicación del Reglamento de la Ley de Promoción de Alimentación Saludable, el siguiente paso es que se implementen los parámetros técnicos que regularán los niveles de azúcar, sodio y grasas en los alimentos procesados. Las alertas en el etiquetado, así como la publicidad, son claves para que el consumidor esté bien informado cuando elija qué comer.

Aunque la discusión sigue respecto a que se pudieron acortar los plazos sobre la entrada en vigencia de los parámetros técnicos y que estos debieron ser los mismos que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Ministerio de Salud (Minsa) ya empezó a elaborar un Manual de Advertencias Publicitarias.

Saby Mauricio, decana nacional del Colegio de Nutricionistas del Perú (CNP), señala que el consumidor necesita productos con advertencias claras en cuanto a los componentes que contiene. “La población está preocupada porque quiere saber qué es lo que va a comer, está preocupada porque de pronto se dio cuenta que le vendían un producto que en realidad no era lo que contenía, está preocupada porque ese producto va dirigido a nuestros niños, niñas y adolescentes”.

Mauricio cuestiona que los valores de sodio, azúcares y grasas establecidos por el gobierno favorezcan a la industria y se haya copiado el modelo chileno en lugar de seguir las pautas de la OMS. “Lo que va a suceder es que vamos a tener productos que aparentemente son sanos, cuando en realidad estamos pasando el límite de los nutrientes críticos que son: azúcar, sal y grasas saturadas”.

Comentarios

comentarios

Advertisements