Primer Ministro australiano bromeó sobre Trump y sus conexiones con Rusia

Primer Ministro australiano bromeó  sobre Trump y sus conexiones con Rusia

“FUE LA FORMA MÁS PRECIOSA DE RELAJARME”

Se filtró la intervención de Malcolm Turnbull en una cena con periodistas que prometieron no grabar nada.

El Primer Ministro de Australia, Malcolm Turnbull, bromeó sobre la forma de hablar del presidente de EE.UU., Donald Trump, y sus supuestas conexiones con Rusia durante una recepción informal con periodistas.

“Fue ‘precioso’. Fue la forma más ‘preciosa’ de relajarme”, dijo entre risas el primer ministro sobre la reunión que mantuvo el mes pasado con Trump en Nueva York

LA PARODIA

“Donald y yo estamos ganando y ganando en las urnas. Estamos ganando tanto, estamos ganando, estamos ganando como nunca antes. Conozco a este tipo ruso, créanme, es verdad, es verdad”, añadió el mandatario australiano imitando la vehemencia expresiva de Trump.

Turnbull realizó los comentarios jocosos anoche durante la tradicional cena con periodistas en el Parlamento de Canberra en el que los reporteros se comprometen a no revelar nada. Laurie Oakes, editor de política de 9news, quien no asistió al encuentro, dijo que decidió publicar el vídeo porque opina que no se debería prohibir informar sobre eventos con reporteros.

RESPUESTAS

El primer ministro aseguró, en una entrevista con la emisora de radio 3AW, que fue un discurso ‘afectuosamente alegre’, una forma de ‘romper el protocolo’ en un encuentro informal en el que se burló de sí mismo.

La embajada de Estados Unidos en Australia restó importancia al asunto, que comparó a la cena tradicional del presidente con los periodistas en la Casa Blanca (a la que Trump no asistió este año). “Tomamos esto con el buen humor con el que estaba intencionado”, indicó la delegación estadounidense.

DATO

DIFÍCIL RELACIÓN

El pasado enero, la prensa estadounidense informó de que Trump terminó abruptamente una llamada con Turnbull por las discrepancias sobre un convenio por el que EEUU se comprometía a acoger unos 1,250 refugiados que tiene Australia internados en la isla Manus y en Nauru, en el Pacífico.

Cuando el primer ministro australiano viajó a Nueva York, Trump le hizo esperar tres horas debido a que estuvo pendiente de que el Congreso aprobara la derogación del “Obamacare”, el sistema de salud aprobado por el expresidente Barack Obama.

Comentarios

comentarios

Advertisements