Hallaron cuerpo mutilado de un bebé en Argentina

Hallaron cuerpo mutilado de un bebé en Argentina

EL CADÁVER ENCONTRADO NO TENÍA ÓRGANOS INTERNOS

  • Las autoridades no logran determinar aún la identidad, pero se mantiene en pie la hipótesis de que se trate de un menor que desapareció meses atrás junto a su madre.

Un caso que involucra el asesinato de un niño tiene a Argentina en permanente conmoción. El pasado martes, el cadáver de un menor de unos dos o tres años fue hallado al lado de un arroyo entre las localidades de Miramar y Mar del Sur, en la provincia de Buenos Aires.

Los investigadores no han logrado determinar aún la identidad ni el sexo del menor. El cuerpo en avanzado estado de descomposición tiene las manos y los pies amputados. Además, le habían extraído todos los órganos internos y los dientes. Esto dificulta la identificación.

PODRÍA SER EL DESAPARECIDO

De momento, se discute la posibilidad de que se trate de un menor que desapareció junto a su madre en Tucumán. Por ese caso aún no esclarecido totalmente, se encuentra detenido Roberto Carlos Rejas.

Este sujeto de 30 años fue pareja de Milagro de los Ángeles Avellaneda, la mujer de 26 años cuyo rastro se perdió al igual que el de su bebé de un año y ocho meses el 28 de octubre del año pasado. Rejas es acusado de haberlos asesinado para, posteriormente, ocultar los cuerpos.

INVESTIGACIÓN FISCAL 

Tras una necropsia, las autoridades revelaron que el cuerpo presentaba signos de haber sido refrigerado y que, además, tenía hilos que cerraban los cortes. Por esto, tampoco se descarta una profanación de tumbas o una sustracción de la morgue.

“No podemos descartar ninguna hipótesis y recién sobre el final de esta semana podremos tachar alguna. A mi modo de ver, me inclinaría por el robo en una morgue, aunque todavía no se puede establecer nada”, dijo al diario El País la fiscal Ana María Caro. La Policía ya formula algunas otras hipótesis que van desde un rito satánico hasta el uso del cuerpo para el transporte de drogas.

DATO

El cadáver fue ubicado cerca de un arroyo a 470 kilómetros de la ciudad de Buenos Aires.

La necropsia reveló que el cadáver fue refrigerado con anterioridad, lo que hace complicado establecer la fecha de la muerte.

Comentarios

comentarios

Advertisements